Blogia
Jhonny Mero

Un hombre y su pasión por la vida

Un hombre y su pasión por la vida

Su voz se quebranta cuando recuerda su infancia y juventud. No es para menos, detrás de su rostro se observa a un hombre que supo conquistar la vida y ganarse el cariño de todo un pueblo, con humildad y sin pose alguna.   

 

A sus 78 años, Ovidio Velásquez Alchundia se lo observa sereno. Dice haber conquistado todo en la vida. No le ha faltado nada. Ha tenido amor, estimación y credibilidad de la gente. Se considera un buen padre y esposo.

 

Nació en 1928 en Calceta. Su padre, Homero Velásquez García fue un reconocido periodista en Manabí. Su madre, Rosalía Alchundia era oriunda del sitio Guale de Jipijapa. El segundo de nueve hermanos. Sus progenitores y hermano mayor fallecieron.

 

“Muchas personas pensamos que haber vivido bastante es realizarse, pero yo pienso que no me he realizado, porque mis actividades comienzan a las seis de la mañana y terminan a las once de la y pienso que el hombre se realiza cuando muere”.

 

“Desde muy niño ame el trabajo, me lo heredaron mis padres. Provengo de una familia de escasos recursos económicos, pero con esfuerzo y sacrificio me brindaron mis estudios primarios en la escuela, José de San Martín”.

 

Los estudios secundarios los realizó en el colegio Olmedo en Portoviejo en el año de 1941, cuando la invasión Peruana hizo de las suyas  en el Ecuador, pero la situación económica de sus padres impidió continuar y tan solo llegó hasta cuarto año del colegio, recuerda Velásquez.

 

Agrega que le gustaba trabajar para ganarse la vida y se dedicó al comercio - la agricultura. Se graduó como chofer profesional en el Sindicato de Chóferes de Portoviejo. Fue secretario del Consejo Provincial de Manabí.

 

Antes se había desempeñado como jefe político de Bolívar. Fue secretario de la Municipalidad por varios años y vicepresidente del Consejo y encargado en algunas oportunidades de la presidencia.

 

Tuvo como presidente en el centro agrícola del cantón. Logró que se fundara en Calceta la sucursal del Banco Nacional de  Fomento. Presidente  y fundador (cuarto socio) de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Calceta Limitada.

 

Según Ovidio, tiene desde 1976 como notario segundo del cantón. Su padre fue notario durante 35 años y cuando se jubilo le propuso el cargo y lo aceptó, ya que conocía bastante de la función pública.

 

Tiene 48 años haciendo radiodifusión. La radio Carrizal fue fundada con el hermano político, Roque Navarrete. Considera que la radio que funciona en su domicilio en el barrio, San Bartolo es una institución de servicio. Opera en dos frecuencias AM y FM. En su inicio fue en ondas corta, acotó.

 

RECUADRO.

 

Su hogar

 

Ovidio Velásquez tuvo su primer matrimonio con, María Graciela Navarrete. Falleció hace quince años. Procreó nueve hijos. Tiene 43 nietos, y seis 6 o 7 bisnietos, aseguró.

 

Dijo que se volvió a comprometer porque piensa que la vida del hombre no puede ser solitaria y necesita de la compañía de una mujer. En está ocasión obtuvo nupcias matrimoniales con Nancy María Valderrama, pero no han procreado hijos.

 

Velásquez se considera solidario. Todo se lo debe a sus padres. Sus enseñanzas, honradez, ética y sobre todo la gratitud. La fortaleza de Dios lo  mantiene siempre altivo. “No soy orgulloso me he constituido en el orientador en muchas personas. La virtud del hombre es morir pobre”. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

jhon cevallos andrade -

lo felicito por los articulo de su canton los bemos en el otro evento
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres